INTRANET Euskara|Español|English|Français
FONATARI - euskal fonetikaren ataria

portal de fonética del euskara

:: Clasificación ::


Las primeras obras literarias escritas en euskara ya hacen referencia a la diversidad dialectal, fundamentalmente por la necesidad que tenían los escritores de utilizar una variedad que fuera accesible al mayor número de hablantes. Ya en el siglo XVIII, el P. Manuel de Larramendi llegó a clasificar con bastante precisión la mayor parte de los dialectos, por lo que puede ser considerado como precursor de la dialectología vasca. No obstante, hasta el siglo XIX no se dispone de una clasificación dialectal completa de la lengua vasca.

El primer estudio sistemático de todos los dialectos vascos fue el realizado por Luis Luciano Bonaparte durante la segunda mitad del siglo XIX. Para hacerlo se sirvió de los datos que él mismo recogió en sus viajes por todos los territorios de habla vasca, de la información que solicitaba a sus colaboradores (fundamentalmente traducciones a las diferentes hablas locales) y del análisis de las obras literarias que adquirió, tanto manuscritas como impresas.

Bonaparte clasificó el euskara en 3 grandes grupos, divididos a su vez en 8 dialectos, 25 subdialectos y 50 variedades. Esta clasificación dialectal la trasladó en 1863 a un mapa lingüístico en el que cada dialecto aparece en distinto color, con las áreas dialectales en peligro de extinción en tonos más suaves. Esta clasificación ha sido utilizada, con pequeñas modificaciones, hasta la actualidad, y es la que se sigue en el presente trabajo.

La clasificación bonapartiana aglutina los dialectos, desde el punto de vista histórico y metodológico, según las afinidades generales que los caracterizan, aunque conlleva, lógicamente, las dificultades propias del intento de dividir físicamente un continuum lingüístico en el que los rasgos dialectales se entrecruzan. Así por ejemplo, una posible delimitación general entre el Grupo Central (guipuzcoano, labortano y los dos alto navarros) y el Grupo Oriental (suletino) dificulta la clasificación de los dialectos bajo navarros, de caracter marcadamente transitorio; en el mismo Grupo Oriental, el dialecto suletino reúne los subdialectos suletino y roncalés, aunque posteriormente cada uno de ellos ha sido considerado como dialecto propio; los subdialectos aezcoano y salacenco, clasificados como bajonavarros por Bonaparte, conforman una gradual continuidad entre los altonavarros y el roncalés.


CLASIFICACIÓN DIALECTAL DEL EUSKARA (BONAPARTE, 1869)

GRUPODIALECTOSUBDIALECTOVARIEDAD
OccidentalVizcaínoOrientalMarkina
OccidentalGuernica, Bermeo, Plencia, Arratia, Orozco, Arrigorriaga, Ochandiano
De GuipúzcoaVergara,Salinas
CentralGuipuzcoanoSeptentrionalHernani,Tolosa,Azpeitia
MeridionalCegama
De NavarraBurunda,Echarri-Aranaz
Alto Navarro SeptentrionalDe UltzamaLizaso
De BaztanElizondo
De BortzirietaVera
De AraquilHuarte-Araquil
De AraizInza
De GuipúzcoaIrún
LabortanoPropioSara,Ainhoa,San Juan de Luz
HíbridoArcangues
Alto Navarro MeridionalCis-pamplonésEgüés,Olaibar,Arce,Erro,Burgete
De IlzarbePuente la Reina
Ultra-pamplonésOlza,Cizur,Gulina
OrientalSuletinoPropioTardets
RoncalésVidangoz,Urzainqui,Ustarroz
Bajo Navarro OrientalCiso-MixanoCisa, Mixa, Bardos, Arberoa
De AdourBriscous, Urcuit
SalacencoSalazar
Bajo Navarro OccidentalDe BaigorriBaigorry
De LaburdiUstarits,Mendionde
AezcoanoAezcoa
 
SONIDOS DEL EUSKARA|BASE DOCUMENTAL|CORPUS ORALES
Deustuko Unibertsitatea Fonetika Laborategia Bizkaiko Foru Aldundia
:: © FONATARI ::